28 coletas icónicas

coletas-iconicas

En algunos casos es tan fácil de hacer y tan habitual que, casi casi, la coleta no podría ni considerarse un peinado. Sobre todo cuando la imperfección (buscada o no) entra en escena. Pues, para estar peinada, primero hay que querer hacerlo; y a veces recogerse el pelo de cualquier forma poco tiene que ver con eso. Cuestión de estilo.

Luego también existen coletas milimétricamente pensadas y minuciosamente elaboradas. O en el término medio entre el efecto despeinado y la formalidad. A la altura de cualquiera de sus gradaciones. En definitiva, en el mundo existen coletas para todos los gustos y momentos.

ADEMÁS: Iconos (beauty) vintage sobre fondo a color

Por eso mismo, por su infinita versatilidad (que facilita que surjan muchas y no una), la coleta se vuelve icónica con facilidad. Pues siempre destacarán en medio del enorme repertorio de modos de crearla varios que brillen por encima de los demás. No uno. Varios. El que haya una celebridad (legendaria, a poder ser) detrás, o más bien justo debajo, de la coleta también ayuda.

A lo largo de la historia, mujeres como Brigitte Bardot, Audrey Hepburn o Sandra Dee, pero también como Gwyneth Paltrow, Naomi Campbell o Ariana Grande y, por qué no si nos encantan, las princesas Disney Bella o Yasmin, han contribuido a forjar la leyenda cotidiana de este estilo capilar a prueba de tiempo, espacio y tendencia del que a menudo ni somos conscientes.

ADEMÁS: ¿Por qué algunas mujeres dicen NO al maquillaje?

Quizás, ahí resida su capacidad de atracción. En que, al final, podamos llegar a darle tan poca importancia y, sin embargo, la necesitemos a tal estratosféricos niveles de belleza. En verano, más aún... ¿quién quiere llevar el cabello suelto y pasar calor cuando puede retirarlo de rostro, cuello, espalda y hombros con facilidad? Ponte cómoda, coge una goma que sujete bien tu melena y haz click en la galería para confirmar que tú, desde luego, no.

ADEMÁS: Las cuatro estaciones de la belleza: por Marilyn Monroe

Fotos: Cordon Press