20 looks beauty de cine

20-looks-beauty-de-cine

La belleza forma parte de la creación artística. Aspectos como su búsqueda, ausencia o crítica han estado ligadas desde el principio de los tiempos a las diferentes artes; el cine entre ellas. Siempre con lo sensorial como aliado (del espíritu ya hablaremos en otro capítulo).

Dentro de la infinita cantidad de estímulos estéticos que dan vida a una película hasta hacerla bella, que van de la banda sonora a los colores o los encuadres de su fotografía, están también los looks de los personajes: esas pequeñas o grandes elecciones de estilo que, en ocasiones, pueden incluso resultar muchísimo más elocuentes que un largo, profundo e intenso diálogo.

ADEMÁS: David Lynch en 7 escenas delirantes

La clave reside en la caracterización. Para creernos un papel, necesitamos que nos convenzan y no vale solo con palabras o expresiones faciales. A las palabras se las lleva el viento. A las expresiones faciales se las malinterpreta. Por eso tanto a las unas como a las otras les hace falta un poco de apoyo, y es ahí donde entra el inestimable trabajo de maquillaje y peluquería.

¿Existirían, por ejemplo, (en nuestra imaginación) Séverine de Belle de Jour, Mathilda de El Profesional (León) o Jesse de Neon Demon sin su correspondiente atrezzo físico? Bueno... tal vez sí. Pero no del modo en que ahora se nos vienen a la mente sino de una manera rara, vaga y difusa; igual que el protagonista de nuestro libro favorito o la musa desconocida de un poema leído al azar tratan de personarse sin éxito. No importa la confianza que nos una a ellos.

ADEMÁS: ¿Por qué nos gustan (tanto) las hermanas Fanning?

En esta galería (un click en la imagen principal para abrirla) sí que hay rostros visibles. Y peinados observables. Y, en general, concreción absoluta en la mirada. Cierra los ojos y cuenta hasta veinte.

ADEMÁS: Recordando a Rita Hayworth, la femme fatale

Fotos: Cordon Press y fotogramas de película