¿TE HA GUSTADO?

cuatro-rostros-moët-&-chandonGalería
Un brindis en la nieve con Moët & Chandon
La cita fue en el lugar de moda de Baqueira-Beret: el Möet Winter Lounge . Y los invitados de excepción, cinco rostros conocidos cuyo nexo de unión...
cual-es-tu-moët-&-chandon-preferido
¿Cuál es tu Moët & Chandon preferido?
Es tiempo de brindar, de dejar atrás los malos momentos y de pisar con el pie derecho para entrar de la mejor manera posible en 2016. ¿Y qué mejor...
a-cada-champagne-moët-&-chandon,-su-celebrityGalería
¿Con qué celebrity se marida cada tipo de champagne?
El maridaje es un arte. Sensorial, creativo y emocional. El maridaje desprende pasión. El maridaje trata de encontrar la combinación perfecta entre...
moët-&-chandon,-el-perfecto-invitado-a-la-mesa-estas-navidades
Con qué platos combinar un buen champagne estas Navidades
A pocos días de celebrar la Navidad , nuestra cabeza ya está pensando en qué menú preparar para nuestros invitados: una cena ligera, apetitosa y por...
Galería
7 escenas de película con el champagne como protagonista
El champagne es un estilo de vida. Una inspiración. Incluso un personaje más dentro del elenco de grandes obras maestras del cine de todos los...

No hace falta esperar a que acontezca una fecha señalada o a ganar un Óscar para brindar con champagne. Gracias a Moët & Chandon, todos los días se vuelven fiesta, todos los motivos lo son para celebrar y todos los instantes se vuelven adecuados. ¿A qué esperas para abrir tu botella de champagne favorito y comenzar a disfrutarla?

En tres pasos, descorcha tu botella de Moët primero retirando con suavidad el precinto negro; después, aflojando el alambre del cierre sin retirarlo por completo, mientras mantienes el corcho en su sitio con el pulgar y, por último, agarrando la botella por la base y desenroscándola del corcho con suavidad (en lugar de desenroscar el corcho de la botella).

El champagne es personalidad. Emociones. Momentos. Por eso, tan importante como la temperatura o el maridaje con que se sirve es el estado de ánimo con que se degusta. Una gran sonrisa festiva, una pose glamourosa y una burbujeante espontaneidad siempre ayudan al paladar a deleitarse.

Ni excesivamente gélido (entonces no se apreciarían bien todas sus propiedades), ni por debajo de lo considerado frío: la temperatura ideal para servir el champagne está entre los 6º y los 8º. Desde Moët & Chandon recomiendan introducir la botella en una cubitera con hielo y agua durante al menos quince minutos antes de descorcharla.

Lo festivo pone el límite. Mucho color dorado, refinadas joyas, vestidos estratosféricos: por un momento, siéntente como Carrie Bradshaw en Sexo en Nueva York y haz del champagne el mejor accesorio para un outfit inolvidable, construido a base de brindis y estilo propio. Aunque sea lunes por la tarde. ¡Chinchín!

De cristal fino, transparente y sin tallar. Con una forma que respete (e incluso realce) las características sensoriales del champagne, dejando que éste se exprese en todo su esplendor. Así es la copa perfecta para degustar un espumoso. Las de tulipa y flauta se erigen como las mejores opciones. ¡No olvides llenarlas solo hasta los dos tercios!

Pinnot Noir, Pinnot Meunier y Chardonnay son los tres tipos de uva a partir de los que surge la magia de Moët & Chandon. Sus champagnes Impérial, Rosé Impérial, Nectar Impérial e Ice Impérial, así como sus Vintage y Grand Vintage de diferentes añadas, el resultado de un savoir faire de éxito y glamour desde 1743.

Nada sabe mejor que una copa de Moët & Chandon compartida con aquellas personas que, por alguna u otra razón, iluminan tu existencia con su simple estar cerca. Amigos insustituibles, familiares a los que les debes la sonrisa, compañeros de trabajo que en realidad son mucho más que eso, invitados inolvidables o, por qué no, el solo, verdadero y única amor de tu vida. Todos y cada uno de ellos se merecen, tú te mereces, saborear el mejor champagne del mundo.

Un champagne clásico, como la variedad Moët Impérial, puede servirse durante toda la comida, del aperitivo al postre; y combina con sushi, vieiras, ostras, pescados blanco, carnes blancas y frutas blancas (por ejemplo, tarta de melocotón blanco servida con una crema ligera de chocolate blanco).

Los más puristas dicen que es de mala educación chocar las copas. Sin embargo, cada vez más, el protocolo está para saltárselo y las normas para cambiarles. Sin ser menos elegante por ello. Así que brinda como (y con quien) más te apetezca. Pues solo hay un requisito para hacerlo: creer en la razón que te lleva a alzar tus deseos junto con el vidrio.

Vídeos

Vivir el momento. Intensamente. Es el mensaje que nos trasmite el vídeo de Moët & Chandon , toda una celebración de la fiesta. Las imágenes rebosan emoción y alegría de vivir en cada uno de sus...

Últimas opiniones