Nicole Kidman, que ni es australiana ni se llama Nicole, ya está en el Festival de Cannes