#MBFWM16: El front row, día 1