Cressida Bonas
Edad 29 años
18/02/1990
Londres
Gran Bretaña
Acuario
signo

Cressida Bonas, la joven que le ha robado el corazón al príncipe Harry (el hijo pequeño de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales), llega en el momento oportuno. Después de las muchas idas y venidas con chicas guapas, tras su ruptura con Chelsy Davy en 2011, parece que por fin sienta la cabeza y aunque al principio evitaban mostrarse juntos en público, después de un año y medio de relación se les ha podido ver saliendo de algunos de los restaurantes más chics de Londres, así como de varios actos solidarios.

Cressy, como la llaman sus amigos, es una gran amante del baile, la música y la tarta de chocolate del delicatessen de Burnham Market. La joven decidió estudiar danza en la Universidad de Leeds con la idea de dedicarse profesionalmente a ello. Sin embargo, parece ser que ha dejado de lado esta profesión, quien sabe si con vistas a convertirse en una futura princesa, y actualmente trabaja como asistente personal en la empresa de su padre, Bonas Macfarlane Education. Su padre es uno de los cuatro maridos que ha tenido su madre, Lady Mary-Gaye Lorna Curzon, una it girl de los 60 que salió varias veces en las revistas como una de las más sexies de aquella época. 

También es digna de mención la hermanastra de Cressy: Isabella Anstruther-Gough-Calthorpe. Se trata de la joven que cautivó al príncipe Guillermo durante un break en su relación con la que sería la futura duquesa de Cambridge, Kate Middlenton. Llevaban dos años y la mala pécora se interpuso en un amor tan bonito (aunque Guillermo también puso de su parte, qué conste).

Pero volvamos a Cressida Bonas.

Los rumores de su noviazgo con Harry surgieron en julio de 2012, poco antes de que el joven príncipe protagonizara el famoso escándalo de las imágenes en las que salía desnudo en una habitación de hotel en Las Vegas, tras haber perdido una partida de strip póker con unos amigos.

Dicen que los primeros encuentros de una relación son los más bonitos y en el caso de esta pareja no sería menos. Una de las versiones sobre cómo se conocieron apunta a que Harry y Cressida coincidieron en el estreno en Londres de la última entrega de la película Batman, luego pasaron un rato en el Club Salon en Mayfair (donde algunos amigos afirman que se besaron) y ella regresó a casa sola en un taxi. Otros sostienen que la pareja tuvo como celestina a la princesa Eugenia, que fue quien los presentó en el Arthur Landon's Valley (un festival de música). 

Fuera como fuese, los primeros meses de noviazgo,  mantuvieron una relación a distancia y por teléfono, ya que él estaba destinado en Afganistán, pero parece que con el tiempo, la pareja ha superado la presión mediática dejándose ver en público en más de una ocasión y esto, lógicamente, ha hecho que salten todas las alarmas sobre una posible boda inminente.

En cualquier caso, lo que está claro es que el príncipe Harry por fin ha sentado la cabeza y ha encontrado en Cressy a su media naranja. La pareja esta cada vez más unida y así lo demostraban en el funeral del padrastro de la joven (el cuarto marido de su madre) en febrero de este año. Para Cressida fue un duro golpe porque Christopher Shaw llegaba a su vida con apenas 5 años, tras el divorcio de sus padres, pero el príncipe Harry estuvo a su lado en todo momento. Ahora, tocará esperar a ver si el año que viene Harry lleva a su novia a Balmoral, la casa de vacaciones de la reina Isabel II, tal y como hizo su hermano con Kate Middleton un mes antes de que se anunciara su compromiso.

Fotos. Gtres

Cressida Bonas

Todo sobreCressida Bonas