Belez, el blog de la acutalidad de las celebrities ( al revés)

Cristiano Ronaldo e Irina Shayk: las verdaderas razones de una ruptura

Cristiano Ronaldo, Irina Shayk y la estatua de cera

He aquí la verdad. Cristiano Ronaldo es un excepcional jugador de fútbol pero como novio deja mucho que desear. Os voy a decir qué ha pasado.

Expondré las verdaderas razones de una ruptura. Los motivos de Irina Shayk. Lo que sacaba a la modelo rusa de quicio y no ha podido soportar.

1. Que llevase la gorrita siempre para atrás.

Cristiano Ronaldo es feliz con su gorra

Es de esos detalllitos que al principio de una relación provocan hasta ternura pero con el paso de los días acaban oliendo. ¡Ponte la gorra bien, por DIos! rogaba a gritos Irina. Ya la gota que colmó el vaso es cuando Cristiano apareció a cenar de esta guisa, con la gorra del revés y en albornoz. Irina no sabía dónde meterse.

2. Ponerse más cremitas que ella

Tratamiento de choque

Cuando tu chico tiene más potingues en el baño que tú misma hay un problema serio en camino. Irina es más bien de darse una hidratante antes de dormir y poco más. Cristiano, al parecer, se mete en el baño y se tira dos horas ejecutando unas complejísimas abluciones. Más de una vez al salir del reservado el futbolista se encontraba a su novia roncando. Y claro.

3. Demasiada depilación

Hola, soy el mejor

Otro momento complicado para una mujer es cuando descubres que tu novio tiene menos pelo en el cuerpo que tu misma. A Irina Shayk le resultaba muy difícil asumir que llevaba las cejas más tupidas que Ronaldo. 

4. Yo mi me conmigo

Este soy yo

Lo del amor propio y la autoestima está muy bien pero todo tiene un límite. Irina Shayk siempre sospechó que Cristiano Ronaldo sacaba más partido a los espejos del techo de su dormitorio cuando no estaba ella que cuando compartían lecho en La Finca. El caso es que Irina Shayk también tiene su carácter y no llevaba bien el egotismo extremo de Cristiano.

5. Los calzoncillos

Estoy cachas, ¿eh?

Irina odiaba los calzoncillos de Cristiano. Esto va en gustos. Irina Shayk es más de calzones de los de todo la vida, a medio muslo, muy de padre. Irina Shayk y Cristiano Ronaldo tuvieron agrias discusiones porque la rusa se empeñaba en que su chico comprarse ropa interior de la marca Abanderado o, en todo caso, Giulio.

6. El fútbol como centro del universo

Cristiano Ronaldo el campeón

Y luego que Cristiano Ronaldo sólo habla de fútbol y eso es una lata. Un ratito está bien pero no dale y dale y dale. Que si Messi que si Iker que si Mourinho que si Neuer que si Kubala. Y con la gorrita al revés. Me da una rabia. Eso sentía Irina Shayk.

Con que, como dicen cuando se pierde un partido, no pudo ser.

Irina aprovechó una de sus muchas distancias con Cristiano y le mandó un güasap: Cortamos ¿no? A lo cual respondió el futbolista: Síiiiiiii.

Y se nos acabó un amor precioso y la posibilidad de una foto de pareja en la que siempre salían guapos. 

Pero, bueno, que todo se arreglará y la vida sigue. Ambos son jóvenes y están de rechupete.

Ahora, Cristiano, un consejo: ponte la gorrita del derecho, caramba. ¿Qué te cuesta?

Fotos: Instagram